Bebés salvadores

He leído hoy un interesante artículo en El País sobre los bebés salvadores, o mas bien, los hermanos salvadores esos bebés que son concebidos para salvar a los hermanos mayores y sin los que seguramente se les condenaría a una vida anclada a un hospital o a una esperanza de vida súmamente corta a los mismos.

Debido a una legislación Española deficiente estas familias con niños enfermos o con enfermedades genéticas la mayoría de las familis (o mas bien la totalidad de las familias) debían desplazarse hasta Bruselas o si no a las clinicas especializadas de Chicago y en muchos casos suponía un gasto total (entre las clínicas y el alojamiento necesarios por varios meses) de unos 60.000 o 75.000 euros. Estas familias protagonistas del reportaje (sin fotos y algunos con nombres ficticios) respondían la mayoría a la polémica creada por la Conferencia Episcopal Española.

Como mujer, como futura madre y como persona que vive en el mundo que le ha tocado vivir y no en el siglo pasado tengo que hacer mías las declaraciones de estos padres, dispuestos a todo por salvar a uno de sus hijos y que poco más han sido acusados de asesinato (por seleccionar el embrión compatible que sería el responsable de curar a sus hermanos) no quisiera entrar en la polémica sobre cuando empieza la vida del ser humano y la conciencia del mismo, pero estos padres se encontraron con un terrible problema y las soluciones que se les brindaban eran del tipo “ten fe, es lo unico que te queda” o bien “algo saldrá, pero tienes que esperar” así pocas veces se llega a alguna parte y por esto los padres cogieron el toro por los cuernos y decididos a empeñarse hasta las cejas se embarcan en un viaje que no saben como saldrá, todo por los hijos.

Toda mujer o madre si se encuentra en la misma tesitura seguramente hará lo necesario para salvar a sus hijos y no se les debe crucificar desde la iglesia de altas esferas por que no representa al pueblo llano, algo que deberían empezar a cambiar para los fieles.

Y para terminar hago mías las palabras de una madre que en el reportaje han llamado Esther: “¿Es más ético no hacer nada? ¿En qué moral cabe no hacer todo lo posible por salvar la vida de tus hijos? Encuentro absurdo no curarlos por los embriones que se puedan quedar por el camino”

Señores de la Conferencia. No se metan en nuestras vidas, nosotros no nos metemos en la suya

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: