A sangre fría con Truman Capote

Hablar sobre alguien tan conocido como Truman Capote es, a veces, un ejercicio difícil e intentar hablar sobre su vida aún lo es más pero debido a que me he regalado por reyes su biografía he descubierto grandes cosas sobre él.

Llevo tan solo un dia leyendo la biografia titulada Truman Capote, la biografía definitiva, de Gerald Clarke me ha hecho redescubrir al escritor de obras maestras como A sangre fría y Desayuno en Tiffani’s, una película que llevaría al cine la gran Audrey Hepburn. No es nada facil bucear en la figura del genio para apartar al personaje y descubrir a la persona, en el caso de Clarke lo que llevo leído es que ambos personaje y persona eran lo mismo Truman Capote se creó a si mismo aún cuando era un jovencito que tuvo una dificil infancia y una aún mas dificil adolescencia por sus tendencias por todos conocidas.

Uno de sus libros que más me ha impactado a lo largo de mi vida ha sido sin duda A sangre fría donde se narra con pasmosa meticulosidad la ultima jornada y posterior asesinato de la familia Clutter y la posterior investigación y detención de los culpables. Todo ello ocurrido durante los años sesenta-setenta en un pequeño pueblo de Kansas. Un hecho que impactó tanto, como el que un escritor de maneras como Capote fuera a cubrir el hecho y que escribiera luego un libro. El mismo Truman Capote se quejaba del hermetismo del pueblo donde ocurrieron los hechos, no era muy bien visto. Este libro retrata la óptica de los asesinados, pues como he dicho las primeras páginas nos hacen conocer a la familia y apreciarlas para luego verles morir y después conocer a sus asesinos y también apreciarlos y hasta llegar a comprenderles para que luego se vea como se hace “justicia” cuando la sentencia condenatoria a morir en la horca se consuma.

Cuando terminé de leer este libro decidí averiguar por mi cuenta qué habia de real y qué de fantasia novelesca en toda esta historia, recalé en una estrafalaria página web estadounidense llamada Find a Grave (traducido literalmente como encuentra una tumba) y ahí se pueden observar las lápidas de la familia asesinada y también las lápidas de los asesinos. En estos últimos no se pueden depositar flores virtuales por razones obvias, supongo.

Creo que el Sr Truman Capote, que tuvo unos incios dificiles, no podria ser consciente de las pasiones que levantaría y que gracias a esta biografia de Gerald Clarke muchos de nosotros, podremos acercarnos y ver la vida tras las gafas de ese hombre, que soñó un dia mientras pateaba piedras en Monroeville (Un pequeño pueblo de Alabama) que sería escritor.

Alguien admirando

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: