El pasado siempre llama dos veces

Es curiosa la forma en que a veces el destino te guiña un ojo. Normalmente pasan por tu vida millones de personas. Muchas de ellas anónimas, pero otras miles de ellas para tí son un nombre, una cara, unos ojos. Diferentes al resto de personas. Y a veces te concentras intensamente en olvidarlas y cuando crees que lo has conseguido de pronto un dia, mientras paseas a tu perro por el parque alguien (o algo) aprieta una palanquita en tu mente y todo vuelve. Como una catarata.

Esto me viene pasando a mi ultimamente desde hace una semana. Parece como si todo se hubiera conjurado y aquellos que fueron mis amigos en el pasado, viejos amores (ah! el amor… Tema quizá para otro momento), e incluso viejos compañeros de clase, los mismos que te hicieron la vida imposible cuando estudiabas con ellos de pronto vuelven a aparecer en tu vida.

Hace dos dias me encontré con la madre de una chica que fue conmigo al colegio. La chica que fue compañera mia de pupitre desde los doce a los casi catorce años que fue cuando abandoné el colegio religioso para integrarme en uno público (otro tema tambien para futuros articulos el de la educación). Gracias a este cambio que conservo la poca cordura que me queda. Ni pensar quiero en lo que me habria convertido de seguir ahi. Lo gracioso del tema es que fue la mujer o sea la madre de mi amiga la que me reconoció a mi. Seguidamente empezó a explicarme las batallitas típicas de cuando una es un ser pequeño e inocente. Volvieron a mi mente cumpleaños,excursiones y demás hechos que creia olvidados. Todo a una velocidad que me dejó impresionada.

Tras la sorpresa inicial y cuando por fin pude pensar con claridad tras el encuentro llegué a la conclusión que el mundo no es redondo, el mundo es cuadrado como un pañuelo y se dobla y cuanto mas alejada crees que está una esquina del pañuelo que es el mundo mas rápido se te acaba acercando tarde o temprano.

Por lo que digo a aquellos que leais (si es que alguien lee esto) que no trateis de subsanar errores o de actuar de una forma determinada por que cuando menos lo espereis el pasado que creiais olvidado y enterrado volverá para haceros recordar. Quizá solo sean batallitas infantiles… Pero quien sabe lo que puede llegar a ser.

Espero que el destino me siga guiñando un ojo por que en ello radica la salsa de la vida en númerosas ocasiones. Pero cuando se trata de mi pasado me gustaria que me avisara de vez en cuando…

Proximamente en los mejores cines

Anuncios

6 comentarios »

  1. Manuls said

    Pues si, a mi me ha pasado en un momento de mi vida. Es algo que pasa a veces… y nunca viene mal recordar el pasado, te hace ver todo lo que has vivido y revivir las experiencias buenas. Las malas las dejamos sin revivir 🙂

  2. Anonymous said

    Hay que vivir, y tratar de recordar lo bueno y lo malo, lo malo sobre todo, porque es lo mas dificil de recordar y lo que nos puede hacer pasar de nuevo por momentos dificiles.

  3. pauli said

    Felicidades

    Ahora a aplicar la máxima: Hacerlo bien y hacerlo saber.

  4. pauli said

    hola , ,felicidades
    haciendo pruebas

  5. Anonymous said

    Caminante, son tus huellas
    el camino, y nada más;
    caminante, no hay camino,
    se hace camino al andar.
    Al andar se hace camino,
    y al volver la vista atrás
    se ve la senda que nunca
    se ha de volver a pisar.
    Caminante, no hay camino,
    sino estelas en la mar.

    Enhorabuena y adelante Desi.

    -El Mosquetero-

  6. Anonymous said

    Querida Des..
    El destino parece que bromea a veces, si. Creo que hay señales..Llevaba sin hablarme con mi mejor amigo 2 años y justo antes de entrar enel hospital para que me operen, me le cruzo. Quería presentar mi libro “magia” con mi profe de flauta, y el primer local nos acepta y se llama “La Flauta mágica”, ..Vuelven imagenes, canciones..A veces nos haces sonreir, otras se nos clava algo dentro…Hay que saber leer las señales, saber decir un adiós contento a tiempos y a personas, y una recibir alegre de lo que puede ser, y eso solo se puede hacer cuando es su “tiempo”. A veces necesitamos fases de “introspección” entes de volver a salir y estar dispuestos a encontrar, conocer, sentir de nuevo con nuestro nuevo “yo” más preparado y maduro. Es un nuevo viaje, y las amisatades y cariños pasados, son eso que forma parte de nosotros, vuela lo material y termina siendo nuestra esencia…entonces tras el letargo, estiramos los brazos al sol y empezamos el siguiente viaje.

    Esteremos junstos en este vieje? ;p

    Arda Maharet

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: